Perfeccionamiento, Capacitación y Actualización Docente


Financiamiento vìa franquicia SENCE y fondos Ley Sep

Escuela Verano
Cursos de capacitación y perfeccionamiento

Área Lenguaje


Área Matemáticas:


Área Planificación:


Área Evaluación:


Área Aprendizaje:


Área Educación Parvularia:


Área Gestión:


Área Convivencia Escolar:


Área Tecnológica:


planes y programas de estudio
Documentos agrupados por secciones.
Otros sitios de Educrea.
Click para ir al sitio OTEC Educrea.
Click para ir al sitio Revista Educrea.
Click para ir al sitio Centro de Documentación Educrea.
Cursos financiado con recursos SEP
Click para ir al sitio Revista Educrea.
Click para ir al sitio Actualidad Educativa Educrea.
Boletín Educrea

Inscribe acá tu correo para recibir nuestro noticias y novedades:

 

 

En Petorca las familias son temporeros y pequeños mineros. La única vía de progreso es el liceo del pueblo, donde en la última PSU, el 20% de sus alumnos logró más de 600 puntos"


El liceo rural de mejor resultado en la PSU

  1. Fuente: www.latercera.cl
  2. Fecha de publicación: 10 diciembre 2011

En esta época del año, el sol golpea sin clemencia a la zona de Petorca, pequeño pueblo de la V Región. Pero la gente está acostumbrada y sigue su tranquila rutina. Lo mismo ocurre en el único liceo de la comunidad: el José Manuel Borgoño. Sus más de 500 alumnos asisten a clases tan motivados como el primer día, combatiendo el calor en las sombras que dan los gruesos muros de su colegio o con helados de agua. Se ven contentos y atentos a lo que dicen los profesores.

Este compromiso es una de las razones que explican por qué este colegio es el que más estudiantes logró ingresar a las universidades tradicionales en 2011 de todos los establecimientos rurales y de alta vulnerabilidad, según datos de la UCV.

El año pasado, 76 alumnos rindieron la PSU. El 8% obtuvo sobre 500 puntos y el 22% sobrepasó los 600 puntos. En la actualidad, 22 alumnos del José Manuel Borgoño de Petorca estudian en la universidad. Todo un logro para una comuna con más del 75% de vulnerabilidad y para una escuela municipal.

En la última PSU, a nivel nacional sólo el 40% de los alumnos de colegios municipales logró más de 450 puntos y sólo el 7% obtuvo más de 600 puntos. En 2009, 93 jóvenes dieron la prueba, casi la mitad logró puntaje para postular al Cruch y el 20% ingresó a la universidad. Esta tendencia es muy distinta a la realidad que vivía el colegio en la década pasada. La directora del establecimiento, Gilda Aspe, explica que hasta 1996, el 80% de los alumnos se quedaba en Petorca. "Hoy, el 68% va a la educación superior. Esto, gracias al esfuerzo del colegio, el interés de los propios jóvenes y las mayores expectativas de las familias", señala.

Para la comunidad educativa, estos logros tienen que ver con el compromiso hacia el alumnado y con la capacitación y preparación de los profesores. Incluso, algunos docentes han cursado pasantías en Francia, Colombia y Silicon Valley.

"Las cosas han mejorado, tanto las condiciones pedagógicas como la capacitación de profesorado, quienes también se preocupan del tema social de los chicos", confiesa Karina Prado, profesora de lenguaje, egresada del liceo en 1995 y quien tras recibirse en la Utem, volvió a su colegio a ejercer. En su generación, recuerda, sólo tres alumnos ingresaron a la universidad. Parte del compromiso social del profesorado es el que cumplen todos los días de la semana, cuando van a la cárcel a hacer clases a los reos.

En Petorca, la mayoría de las familias vive con ingresos que no superan los $ 245 mil por hogar. En el liceo, los apoderados apenas completaron la básica. "Muchos son temporeros, pequeños mineros y en sus casas el dinero no sobra", reconoce Gilda Aspe.

Por eso, para muchos alumnos, el liceo es la única oportunidad de llegar a la educación superior. "Son niños rurales, que vienen incluso de algunos villorrios sin ninguna otra opción de seguir estudiando", agrega la directora, quien precisa que la matrícula está compuesta, además de los petorquinos, por jóvenes de Pedernal, Palquico, Pedegua, Hierro Viejo, Ñipa, El Sobrante, Chalaco y Chincolco, entre otros pueblos.

Algunos de ellos, en plena Quinta Región y a sólo dos horas de Santiago, tardan más de una hora en llegar a clases. Por eso, el liceo posee cuatro buses, que pasan impostergablemente a recoger a los alumnos desde las 6.50 horas. "Es fundamental el aporte municipal en esta tarea, que tiene como objetivo evitar la deserción", dice la directora.

Desde 1998, el liceo tiene Jornada Escolar Completa (JEC) e implementó salas subtemáticas por ramo. Es decir, los chicos se trasladan de aulas dependiendo de las clases que tengan. "Estamos acostumbrados a movernos por el colegio con nuestras mochilas. Es entretenido y nos sirve para distraernos un poco", dice Rodrigo, un alumno de tercero medio. Además, hay cuatro laboratorios de informática, un laboratorio móvil, 30 notebook y WiFi perimetral. Los 550 alumnos estudian las modalidades científico- humanista y técnico-profesional. Estos últimos, por ejemplo, tienen talleres de administración, turismo y emprendimiento.

Y se nota que hay interés. En una clase de computación, donde se enseña a diseñar una página web, 15 alumnos de segundo medio, con su respectiva cotona, trabajan en la plataforma educativa on line del colegio. En total, son 136 horas semanales de computación que se imparten.

La PSU es trascendental. En el colegio hay un preuniversitario, que refuerza lenguaje y matemáticas a los chicos de primero y segundo medio, y que agrega historia y ciencias a los de tercero y cuarto. Además, se aplican ensayos de la PSU cinco veces al año.

Como el liceo tiene tradición de lograr buenos resultados en la PSU y sus alumnos son tan vulnerables, el objetivo no es sólo que logren buenos puntajes, sino que puedan matricularse en la universidad y permanecer en ella. Por eso, el municipio posee una casa de acogida en Valparaíso, ya que la mayoría de sus alumnos va a universidades del Puerto.

En este hogar la alimentación corre por cuenta de la Junaeb, que reparte desayuno once y cena. Cuentan, además, con internet y otras comodidades.





Reconocimientos