Perfeccionamiento, Capacitación y Actualización Docente


Financiamiento vìa franquicia SENCE y fondos Ley Sep

Escuela Verano
Cursos de capacitación y perfeccionamiento

Área Lenguaje


Área Matemáticas:


Área Planificación:


Área Evaluación:


Área Aprendizaje:


Área Educación Parvularia:


Área Gestión:


Área Convivencia Escolar:


Área Tecnológica:


Área Educación Especial:


Área Inglés:

planes y programas de estudio
Documentos agrupados por secciones.
Otros sitios de Educrea.
Click para ir al sitio OTEC Educrea.
Click para ir al sitio Revista Educrea.
Click para ir al sitio Centro de Documentación Educrea.
Cursos financiado con recursos SEP
Click para ir al sitio Revista Educrea.
Click para ir al sitio Actualidad Educativa Educrea.
Boletín Educrea

Inscribe acá tu correo para recibir nuestro noticias y novedades:

 

 

 Un seguimiento realizado a estudiantes de primer año muestra que el nivel de rendimiento que los escolares tuvieron en el colegio es un buen predictor del éxito universitario.  "

Expertos proponen incluir el ranking dentro de la escuela en el puntaje para entrar a la universidad: A los mejores alumnos del colegio también les irá bien en la educación superior

Desde hace unos años, un grupo de jóvenes economistas tenía la sospecha de que no era lo mismo tener un promedio 6,0 y ser el mejor del colegio, que tener la misma nota, pero estar dentro del montón.

Los economistas Francisco Meneses y Sebastián Gallegos empezaron a trabajar en este tema cuando formaban parte de la Confederación de Estudiantes Universitarios. Hoy, junto a Dante Contreras, uno de los directores ejecutivos del Banco Mundial, acaban de publicar el estudio "Determinantes del desempeño universitario: ¿Importa la habilidad relativa?", con el respaldo del Consejo Superior de Educación (CSE).

Factor competencia

Para estudiar su inquietud analizaron a más de nueve mil alumnos de primero año de todas las carreras y con todos los puntajes de ingreso de las universidades Católica, de Santiago, Católica de Temuco y Católica de Valparaíso. Y en todos los planteles el resultado fue el mismo: quienes obtienen las notas más altas de sus colegios (independientemente de cuál sea esta nota), también estarán entre los mejores de sus carreras.

"Comparamos dos alumnos con el mismo puntaje de ingreso, la misma PSU y las mismas notas de enseñanza media, pero diferentes en ránking dentro de su colegio. Y encontramos que aquellos alumnos que venían de estar entre, por ejemplo, el 10% superior de su colegio tenían dos décimas más en su rendimiento universitario en el primer año", dice Francisco Meneses, Master en Economía Aplicada de la Universidad de Wisconsin-Madison.

Fácil de hacer

Esta tendencia aumenta en el caso de carreras con puntajes de ingresos mayores y con jóvenes que provienen de colegios más numerosos, de más de 500 alumnos, donde la competencia por estar entre los primeros es mayor.

Con estos datos en la mano, el equipo de investigadores sugiere revisar la inclusión del ranking entre las variables para calcular el puntaje de ingreso a la universidad.

"Los datos muestran que alumnos con el mismo promedio de notas en la enseñanza media pueden tener rankings diferentes. Con un 6,0 puedes ser el mejor de tu colegio o estar en el 25% de peor rendimiento. Esa diferencia es indicativa de un tipo de habilidad del estudiante que no capturan las pruebas de ingreso, y que importa en el rendimiento universitario", dice Sebastián Gallegos, Magíster en Economía de la U. de Chile.

Además, advierte que muchos colegios pueden "inflar" los promedios porque saben que pesan al ponderar puntajes.

Los investigadores no proponen eliminar las notas de enseñanza media ni la PSU de la ponderación, sino que agregar el ranking como un dato que aumenta la capacidad predictiva del éxito universitario.

"No hemos estimado con exactitud cuál debería ser la fórmula para calcular el puntaje, pero creemos que el ranking del colegio debería pesar entre 10 y 20% dentro de la ponderación general y la PSU tendría que seguir siendo lo central", dice Meneses. Incorporar este dato a la ponderación del puntaje es muy simple, ya que es información que está disponible.

Nuevas habilidades

El estudio muestra que el ranking no sólo es un indicador de las notas y los conocimientos de los jóvenes, sino que además revela otro tipo de habilidades no cognitivas, como esfuerzo, hábitos de estudio, motivación y resiliencia, entre otros.

Además, al comparar a los jóvenes con pares de su mismo entorno y realidad elimina cualquier rasgo de inequidad.

"Este instrumento no está relacionado con el nivel de ingreso socioeconómico, sino que con el esfuerzo individual. Yo no puedo hacer que cambie el director de mi colegio, ni que aumenten las bibliotecas, pero sí me puedo sacar buenas notas y tratar de ser el mejor dentro de mi realidad", explica Meneses.

"En los estados de Texas y California (EE.UU.), estar en el mejor 10 y 12% del colegio es requisito para postular a las universidades estatales."

Una nueva mirada

"Esta es una propuesta de calidad y como consecuencia de eso también aportamos a la equidad. El sistema de selección a la universidad es para capturar a los mejores alumnos y el ranking nos aporta datos valiosos para esto".FRANCISCO MENESES Economista, Universidad de Wisconsin-Madison

"Ser el mejor alumno del colegio implica haber aprovechado al máximo las oportunidades que se tuvo. La pregunta es si un alumno de un colegio malo puede sobreponerse a esa desventaja. Nuestros resultados dicen que un estudiante acostumbrado a ser número uno suple ese déficit".SEBASTIÁN GALLEGOS Economista, U. de Chile

La experiencia de la Usach

En la Universidad de Santiago se usó hasta el año 2003 un sistema con el que los estudiantes pertenecientes al 15% de mejor rendimiento de su colegio obtenían una bonificación del 5% a su puntaje ponderado de admisión.

Un estudio hecho en 2006 por Sebastián Gallegos mostró que durante su primer año de carrera estos alumnos obtuvieron en promedio casi tres décimas más en su rendimiento en relación con un estudiante similar, pero no bonificado.

"Y son jóvenes que no deberían haber entrado a la universidad por la vía regular, lo que es bien dramático. Esto nos dice que hoy no sabemos dónde se están yendo los mejores alumnos del país", dice Gallegos.

Mayor equidad en la educación superior

El ranking de notas en el colegio ya está siendo usado para los cupos supernumerarios que las universidades reservan para alumnos que obtienen las becas de excelencia académica, asignadas al 5% de los mejores egresados de colegios municipales, subvencionados y de corporaciones de administración delegada.

Así, Felipe Fernández logró entrar a medicina en la Universidad Católica. El año pasado fue el primer alumno de su generación en el colegio Los Nogales, de Puente Alto, pero por puntaje no alcanzaba a entrar a la carrera. Se ganó la beca y ahora ya pasó el primer semestre sin reprobar ni un solo ramo. "Igual me fue bien en la PSU, pero no estaría aquí si no fuera por mi ranking en el colegio. Es una ayuda social, pero me la merezco, porque estudiaba mucho, me iba bien y ahora me sigue yendo bien en la universidad".

Fuente: www.elmercurio.cl

Reconocimientos